Ingeniero Generalista

La École Centrale de Lyon forma a ingenieros realizados, abiertos y dotados de la ética indispensable para la invención de los cambios que respondan a los desafíos que afectan a la sociedad del siglo XXI.

Durante 3 años, los alumnos-ingenieros* se benefician de una formación científica y técnica de excelencia, completada por unos destacados conocimientos en ciencias humanas y sociales, una práctica del trabajo en forma de proyecto, un dominio de dos o incluso 3 idiomas y una apertura al ámbito internacional y al mundo de la empresa. Adquiriendo así las aptitudes necesarias para ejercer un liderazgo en el mundo de la gestión.

La formación se apoya sobre las singularidades y puntos fuertes propios de la École Centrale de Lyon y confiere a los diplomados una fuerte identidad, particularmente bien adaptada a las necesidades actuales de las empresas. Citemos en particular el dinamismo de la investigación (6 laboratorios CNRS en el campus) y la sinergia entre investigación, relaciones industriales y relaciones internacionales. Los laboratorios desarrollan numerosos acuerdos de cooperación con las empresas, las cuales sostienen sus actividades de investigación. Del mismo modo, fuertes acuerdos de colaboración han sido establecidos con equipos de investigación de laboratorios internacionales (Canadá, Japón, Brasil, China,...). Una gran parte de la docencia se lleva a cabo en forma de trabajos prácticos en pequeños grupos en los laboratorios de la escuela. Los alumnos-ingenieros son así situados en el centro de los desafíos industriales mundiales del mañana.

*Alumno-ingeniero: estudiante de ingeniería.